Cuida tu higiene digital desde homeoffice

Los casos de COVID-19 siguen al alza, muchos países de todo el mundo han forzado a las personas a seguir trabajando desde casa. Pese a los nuevos hábitos de seguridad adoptados durante el primer trimestre de 2020, se informó de un aumento del 350% en los ataques de phishing. Con la gente pasando más tiempo online, se espera que el riesgo continúe en aumento.

Con las lecciones aprendidas del primer confinamiento, Daniel Markuson, experto en seguridad digital comparte sus consejos para trabajar desde casa de forma más segura y productiva durante el actual:

  1. Asegúrate de que tus lugares de trabajo y de descanso son cómodos

Un lugar de trabajo bien equipado no te hará productivo de por sí: asegúrate de recibir tu dosis diaria de aire fresco y de mantener tu espacio ventilado. También debes reservar tiempo para estar lejos de las pantallas. Una encuesta de NordVPN muestra cómo, durante la pandemia, los americanos pasaron el 95% de su tiempo frente a diversos dispositivos, y los alemanes el 81%.

“Si es posible, es importante crear una distinción entre los espacios de ‘trabajo’ y ‘relajación’ en tu hogar. De otra forma se desdibujan las fronteras entre la vida personal y el trabajo, lo que conduce a un exceso de uso de la tecnología. Trabajar desde casa seguirá desafiando tu productividad, y una configuración adecuada es crucial para superar esto”, añade Daniel Markuson.

  1. Mantente alerta al descargar nuevas apps y servicios para trabajar o entretenerte

La mayoría de la gente descargó nuevas apps a petición de sus jefes, apps de productividad (planificadores, calendarios, gestores de contraseña, etc.), y apps de entretenimiento (apps de ejercicio, aprendizaje, cocina, juegos, etc.).

Cómpralas solo desde fuentes fiables. Incluso si descargas una app desde una tienda oficial, revisa bien qué es lo que estás comprando. ¿Tiene buenas reseñas? Además, no te olvides de revisar los permisos de las apps móviles: algunas reúnen datos innecesarios y puede que los compartan con terceros.

Con el auge de nuevas apps y servicios digitales, la gente creó más cuentas online durante la pandemia. El usuario promedio tiene 100 contraseñas, según un estudio realizado por el gestor de contraseñas NordPass. Son un 25% más las contraseñas en comparación con febrero de 2020, justo antes de que el COVID-19 golpeara al mundo.

  1. Mantén tu rutina

Desde el comienzo de la pandemia, muchas personas han perdido sus trabajos. Otras han tenido que mantener un ritmo más alto, con menos recursos y más tareas a causa de una reducción en sus equipos.

Datos de NordVPN Teams indican que los empleados trabajaron 2,5 horas más durante la pandemia del COVID-19. Este aumento en las horas trabajadas se correlaciona de forma directa con el teletrabajo obligatorio durante la pandemia. Además, Workplace Insights afirma que el 29% de las personas se sienten bajo presión por trabajar horas extra debido a la falta de seguridad de su empleo. Un 52% de las personas encuestadas afirman que lo hacen sin recibir dinero extra.

Para mantener tus rutinas y un equilibrio entre el trabajo y la vida personal, hay que establecer unos límites y mantenerlos. Mantén tus prioridades, no tengas miedo de decir que no, y no te saltes ni reduzcas tu descanso para comer”, aconseja Daniel Markuson.

  1. Sé consciente de los riesgos cibernéticos para no causar un hackeo a tu empresa

Una encuesta realizada por el gestor de contraseñas NordPass mostró que el 62% de los empleados utilizaba ordenadores personales para trabajar de forma remota en 2020, lo que los hace vulnerables a la ciberdelincuencia. “Los portátiles personales puede que no cuenten con el software de seguridad necesario, como un antivirus, una VPN profesional, y otros. Además de eso, la gente tiende a estar más relajada cuando utiliza ordenadores personales”, dice Daniel Markuson.

Asimismo, un análisis realizado por la herramienta de encriptación de archivos NordLocker mostró que la gente ha encriptado 19,5 veces más datos. Al trabajar desde casa, se incrementa la necesidad de encriptar archivos privados, como fotos y datos del trabajo. En lugar de los 0,6 Gb de promedio en marzo de 2020, el volumen de datos encriptados por usuario aumentó hasta los 11,8 Gb en noviembre de 2020.

“A medida que sigue creciendo la cultura del trabajo remoto, la gente no debe olvidarse de estos tres pasos de seguridad:

  • Pasa siempre el puntero del ratón sobre la dirección del remitente de un correo electrónico, para verificar su autenticidad.
  • Abre solo los archivos adjuntos procedentes de remitentes en quienes confías.
  • Si tienes cualquier duda sobre un correo que has recibido, no dudes en comentarlo con tu manager antes de responder”, recomienda Daniel Markuson.

El inicio de otra serie de confinamientos en todo el mundo muestra que la disrupción de 2020 no ha terminado. Ahora que hemos aprendido nuestras lecciones del comienzo de la pandemia, deberíamos cuidar de nuestra higiene digital y nuestro bienestar mental.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Los pagos digitales en comunidades vulnerables pueden beneficiarse

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario