7 errores que comete toda mujer emprendedora

Para ser una empresaria exitosa es indispensable que confíes en ti misma, investigues muy bien tu negocio, producto y clientes, y sobre todo tengas muy bien definidos tus objetivos. No tengas miedo a arriesgarte, si calculas bien los riesgos y crees en ti misma puedes conseguir lo que te propongas, concluye Fernanda Barbosa, Directora Comercial de la agencia EnRedHadas.

Las mujeres tienen la capacidad de ser grandes empresarias, ya que suelen ser comprometidas, dinámicas, poseen experiencia y liderazgo. Sin embargo, existen 7 errores que suelen cometer con frecuencia, asegura Barbosa, conoce cuáles son para que los evites y logres triunfar en los negocios:

1) Asumir menos riesgos: Las mujeres tienen más miedo a arriesgarse que los hombres. Por ello, deben aprender a asumir riesgos, deben tener presente que siempre existe la posibilidad de fracasar por lo que lo recomendable es tener un plan de acción de riesgos calculados.

Esto quiere decir que tendrán que estimar cuánto recuperarán de su inversión y considerar los diversos resultados que pueden obtener antes de tomar riesgos. Es por eso que lo ideal es siempre hacer una investigación de mercado antes de lanzar una línea de productos.

2) Falta de claridad: Siempre deben tener claras las metas y los objetivos de sus negocios, esto les ayudará tanto a conseguir clientes como inversionistas. Además de que da facilidades para obtener un préstamo bancario.

3) Inseguridad: Aún en la actualidad las mujeres empresarias y con puestos directivos son pocas en comparación con los hombres, por lo que ser la “única mujer” puede generar inseguridad. Lo mejor que se puede hacer en este caso para obtener mayor seguridad es pensar que le estás abriendo camino a más mujeres y no que eres la “única”, vete a ti misma como un ejemplo a seguir.

4) Falta de información sobre financiamientos: Las emprendedoras deben investigar detenidamente los tipos de financiamientos que existen y cuáles son los que más les convienen, para no quedarse con la primera opción que encuentren. Actualmente hay instituciones financieras que están diseñando productos afines a las mujeres para capturar a ese sector de mercado.

5) Exceso de confianza: es importante confiar en los demás, pero no excederse, ya que se puede ser blanco fácil de socios abusivos, lo que podría dejar desprotegida a la empresa. En este sentido lo ideal es siempre protegerse legalmente para tener bien registrados los términos de los acuerdos y la responsabilidad de las partes firmantes.

6) No tener definido tu servicio o producto: Es muy importante que esté bien especificado para qué es el producto que estás ofreciendo, cuáles son sus beneficios, qué lo hace diferente y para quiénes está enfocado.  

7) Comparación constante: El estarse comparando como empresaria limita la capacidad para formar y mantener relaciones con los demás y también debilita la confianza en una misma.  Lo mejor que se puede hacer es tratar de compararse de manera inteligente, si se hace una comparación con los demás se debe hacer con el propósito de fomentar la automotivación, la superación personal y la autoimagen positiva.

El número de mujeres emprendedoras alrededor del mundo ha crecido significativamente en los últimos años debido a que este tipo de trabajo les permite a las mujeres pasar más tiempo con sus hijos y tener horarios más flexibles.

Las mujeres empresarias en México son minoría, pero dan empleo a un porcentaje significativo de la población, además de que sus negocios suelen tener un impacto social. Las empresarias en México emplean a 2 millones 904 mil 432 personas, es decir 10% de la población ocupada, pese a que representan solo el 19% del sector empresarial, de acuerdo con los Censos Económicos 2019.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS El impacto de Covid-19 en el e-commerce en América Latina y la importancia del SEO

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario