5 virtudes del empresario en la era post pandemia

Consolidarse como empresario representa nuevos retos y desafíos, ya que a partir de la crisis sanitaria global que seguimos viviendo, la resiliencia y transformación de las habilidades tuvieron que emerger para mantener vigentes a miles de negocios.

De 1,873,564 empresas en el país, el 86.6% tuvieron alguna afectación a causa de la pandemia; como consecuencia, en los negocios se comenzaron a poner en marcha planes y prácticas que hoy han cambiado la forma en cómo trabajamos y que han destacado algunas nuevas cualidades para no solo permanecer, también para avanzar, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A casi un año y medio del confinamiento, Aspel –desarrolladora de software, apps y servicios en la nube para la administración de empresas– presenta las cinco cualidades que han destacado en los empresarios y cómo se han adaptado a esta nueva normalidad en los negocios.

  1. Adaptabilidad en lugar de paciencia. Si bien es cierto que el éxito conlleva tiempo y paciencia, la cualidad más decisiva es la adaptación a los cambios. La velocidad en la que el mundo se está transformando exige a los empresarios de hoy, la inteligencia y capacidad de reacción para contemplar diferentes escenarios del futuro, anticiparse a ellos, cuestionar sus propios conocimientos y la constante actualización tecnológica, administrativa y operativa.
  2. Confianza en el equipo… y en las herramientas. Saber del conocimiento de los colaboradores es pieza clave; sin embargo, buscar herramientas seguras que faciliten las tareas diarias y que atiendan las necesidades de nuestro negocio es imprescindible para una mayor productividad, así como para la optimización de nuestros recursos y tiempos.

El confinamiento, impulsó a los empresarios a fomentar mayor confianza en sus equipos de trabajo y en las soluciones tecnológicas, automatizando procesos como control de inventarios, facturación electrónica, seguimiento a clientes, e-commerce, entre otros.

  1. Empatía dentro y fuera del negocio. Este último año, la comunicación tuvo que fortalecerse; y la empatía hacía nuestros colaboradores, clientes, socios, proveedores, entre otros fue indispensable para demostrar que no solo buscamos nuestro beneficio, sino el de todos. Liderar los equipos para mantenerse en contacto, así como empatizar con las inquietudes e ideas de nuestros equipos, incentivaron la integración e identificación de necesidades, destacándola como una de las cualidades más notables del éxito de los empresarios.
  2. Aliado de la movilidad. El aumento y desarrollo del uso de dispositivos durante el confinamiento, permitió darnos cuenta de la facilidad de acceso a nuestras redes o apps corporativas. La movilidad en los negocios obtuvo una notable visibilidad en los nuevos comercios, que confirmaron lo sencillo que es tener acceso a la información desde cualquier lugar del mundo con la seguridad que apps y softwares, como los que Aspel desarrolla, proporciona a sus clientes.
  3. Receptivo a las necesidades. De acuerdo con datos del Instituto Nacional del Empresario (INADEM), dentro de los elementos que impiden el crecimiento de una PyME se encuentran el carecer de buenos sistemas de información (59%) y cometer errores en la fijación de estrategias (46%).

Durante la crisis sanitaria, algunos empresarios pudieron darse cuenta de que sus colaboradores tenían necesidades específicas de acuerdo con las tareas que a diario desempeñaban. Si bien hay peticiones que por recursos es difícil cubrir, escuchar y ser receptivos, ayudará a tener mejores prácticas y, conforme crezca el negocio, se puedan implementar.

Gilberto Sánchez, director general de Aspel, comenta: “Los empresarios que comienzan o llevan poco tiempo en el mercado deben reconocer la importancia de enfocarse en generar valor, no solo en sus productos o clientes, sino en las buenas prácticas que a diario comparten con sus equipos. Los esquemas de trabajo a distancia, de la mano de la transformación digital, han logrado que cada vez más micro, pequeños y medianos empresarios den un paso significativo hacia la permanencia y crecimiento de sus negocios, ya que esta sinergia les ha permitido dar continuidad a sus operaciones e incrementar la productividad a través de la colaboración, sin importar en donde se encuentren”.

Por tal motivo, es muy importante considerar que a pesar de que esta crisis sanitaria ha traído grandes cambios en las industrias, los empresarios deben continuar actualizándose y desarrollando la integración de tecnología empresarial como un aliado en la estrategia del negocio, que los apoyará a salir adelante a pesar de cualquier circunstancia.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Tendencias financieras que sanan el bolsillo de los mexicanos

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario