Los 3 beneficios del mindfulness en las empresas

El término mindfulness cada vez tiene mayor relevancia y se utiliza en la televisión, revistas, redes sociales y en diferentes marcas. A través de esta práctica, las personas pueden desarrollar su capacidad para concentrarse en el presente y estar conscientes del mundo que los rodea. Las empresas también han encontrado varios beneficios en la realización de esta actividad.

En el ámbito laboral, esta práctica puede convertirse en una herramienta que genere bienestar tanto en los empleados como en la empresa. De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el 75% de los trabajadores mexicanos tiene fatiga por estrés laboral. Esta condición puede generar saturación física y mental de los colaboradores que afecta su salud y su desempeño laboral.

Durante este ejercicio de introspección, las personas pueden reflexionar sobre sus hábitos de comportamiento y relajarse. Sus promoventes enlistan una serie de ventajas al practicar esta disciplina: de acuerdo con un artículo publicado en Perspectives of Psychological Science, el mindfulness puede ser útil para la gente que sufre depresión, estrés o ansiedad.

El estrés puede aumentar el número de prácticas laborales poco seguras, el ausentismo y la rotación del personal. En estas condiciones, los empleados pueden bajar su rendimiento y tener menor dedicación. Si las organizaciones implementan programas para reducir el estrés y la ansiedad con prácticas como el mindfulness, es importante que se rodeen de profesionales”, señala Andrea Rojas, Head de People Operations en Runa, sistema de nómina y gestión de Recursos Humanos.

Esta práctica, con más de 2 mil 500 años de existencia, de orígenes en la meditación budista, ha demostrado tener efectos positivos en el control emocional y la reducción del estrés. Por ello, de acuerdo con Runa, estos son tres principales beneficios del mindfulness en las empresas:

Mejor memoria. Esta práctica tiene más beneficios que la reducción del estrés. De acuerdo con algunos estudios, el mindfulness puede ayudar a mejorar la memoria, la capacidad de atención y concentración. Las personas que practican esta disciplina han logrado aumentar su memoria de trabajo, además de reducir la aparición de pensamientos intrusivos y distracciones.

Mejor comunicación. La práctica de la atención o conciencia plena puede ayudar a que las personas desarrollen habilidades comunicativas como la escucha activa. Los colaboradores que realizan mindfulness mejoran su capacidad de comunicación en las organizaciones porque esta disciplina les ayuda a expresarse de manera más eficiente y a ser más conscientes.

Liderazgo. Algunas habilidades ligadas al liderazgo como la escucha activa, la toma de decisiones, la empatía y la resiliencia se pueden potenciar a través del mindfulness. Mediante esta práctica milenaria es posible que las personas mejoren su comunicación asertiva y sean capaces de gestionar sus emociones para evitar conflicto

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Tres básicos de e-commerce que la PyME debe de adoptar

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario