8 puntos para dominar el trabajo híbrido

El modelo de trabajo híbrido no está exento de desafíos. Por ejemplo, los empleados a menudo necesitan ajustar los flujos de trabajo e invertir en equipos adecuados para el hogar; pero las recompensas del trabajo híbrido pueden incluir ahorros (relacionados con el combustible y otros costos), mayores oportunidades, un mejor equilibrio entre la vida laboral y personal y otros beneficios.

A continuación, ASUS te ofrece algunas ideas sobre cómo dominar el modelo de oficina híbrida y ser un empleado eficaz y productivo.

1. Rutina

A menudo se recomienda que los trabajadores en modalidad híbrida desarrollen una rutina y la cumplan. Esto puede tener un impacto positivo en la eficiencia. Cuando estés en casa, es importante programar los horarios para las comidas y reservar momentos del día para el trabajo concentrado, y si es posible reservar otros para llamadas además de reuniones.

2. Vístete para el éxito, incluso si trabajas desde casa

Mucha gente cree que usar ropa de oficina genera asociaciones con el trabajo y, de la misma manera, crea una mentalidad más empresarial en casa. En cualquier caso, si bien no es necesario vestirse con ropa de oficina cuando se trabaja desde casa, podría ser una buena idea usar algo que no parezca inapropiado, por ejemplo, si participarás en una reunión virtual donde tendrás que encender la cámara.

3. Espacio dedicado para oficina en casa

Si es posible, establece un espacio de trabajo exclusivo en casa. Lo óptimo sería una habitación separada. Si esa no es una opción, instala un escritorio en una habitación donde puedas cerrar la puerta. Esto es especialmente importante para quienes comparten un apartamento o casa con otras personas. Evita trabajar desde una cama o un sofá. Opta por un escritorio adecuado.

4. Configuración adecuada y ergonómica del escritorio

Hay mucho que decir sobre una configuración de escritorio saludable. Como regla general, debes recordar que debes sentarte derecho, con la espalda completamente tocando el respaldo de la silla. Tus pies deben estar apoyados en el suelo, con las piernas dobladas a 90 grados. La pantalla de la computadora debe estar a la altura de los ojos y debes poder verla sin doblar el cuello. El teclado y el mouse deben estar a una distancia que te permita usarlos sin encorvarte.

5. Iluminación

Cuando trabajes en casa, presta atención a una iluminación adecuada. Es muy importante asegurarse de recibir suficiente luz cuando se trabaja en pantallas digitales. La mejor luz es la natural, así que, si tienes la opción, instálate junto a una ventana. Para evitar reflejos, asegúrate de que tu pantalla no esté directamente frente a la fuente de luz. Incluso si puedes trabajar junto a una ventana, también necesitarás una lámpara de escritorio para cuando oscurezca.

6. Elige la laptop adecuada

Una laptop que se adapta perfectamente a las necesidades de los trabajadores en esta modalidad es la ultraportátil Zenbook S 13 OLED. Equipada con una impresionante pantalla ASUS Lumina OLED de 13.3 pulgadas y 2.8K de resolución y con un potente procesador Intel Core i7 de 13ª generación, hasta 16GB de RAM y hasta 1TB de almacenamiento, tiene potencia de sobra para acompañarte sin problemas a lo largo de tu jornada laboral sin importar donde te encuentres. Todo esto está empaquetado en un cuerpo alucinante de 1 cm de grosor que pesa sólo 1 kg, algo que sin duda tu espalda agradecerá cuando tengas que trasladarte entre oficina y casa.

7. Conexión a Internet rápida y confiable

Las reuniones en línea, la descarga de archivos pesados y la investigación en línea pueden convertirse en un desafío si tienes una conexión a Internet débil. Tu empleador se deberá encargar de la conexión de la oficina, pero el Internet en casa es tu responsabilidad.

Recuerda probar tu señal y colocar el router estratégicamente para tener la mejor señal posible cuando estés en el espacio de trabajo exclusivo del hogar. Si no puedes mover el router y no tienes una señal WiFi potente, es importante adquirir un repetidor WiFi.

8. Equilibrio entre vida personal y laboral

Este consejo vuelve al tema del desarrollo de ciertos hábitos y la gestión del tiempo. Acuérdate siempre de tomarte tiempo libre. Los horarios de trabajo modernos están diseñados para que los empleados dispongan de tiempo libre suficiente durante los días laborables para regenerarse y recuperar fuerzas para el día siguiente, y además suelen tener dos días seguidos de descanso, lo cual es una norma de oficina que deberías llevar a casa durante tus días de trabajo desde casa.

No te olvides de dejarnos tus comentarios

Te puede interesar esta nota Comparten 5 claves para recuperar el negocio tras “Otis”

Más Notas

Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments