Ley de Datos, oportunidad para sacar ventaja competitiva

Más que una regulación compleja, la Ley Federal de Protección de Datos Personales (LFPDP)  es una oportunidad para revisar los procesos internos de las empresas e incorporar mejoras sustanciales que fundamenten el crecimiento, adelantándose a la posibilidad de encontrar más adelante auditorias o infracciones por el uso inapropiado de la información.

De acuerdo con Manuel Ballester, socio director de Auren consultores y conocedor de la regulación de datos en Europa,   la Ley vigente sobre protección de datos tiene como objetivo garantizar que la información recopilada por las empresas o personas físicas sea utilizada para los fines que es solicitada, lo cual es una garantía para el ciudadano, que al final como en todos los países donde ha entrado en vigor funciona de la misma forma, ejemplo es el nuevo Iphone 5, mismo que salió con errores en fabricación, la compañía comunicó de forma inmediata a sus usuarios la situación.

En un panorama más nacional, Ballester comparte que las empresas no integran avisos de privacidad como se exige desde julio del 2011 y para hacer frente a dicha  Ley, contratan expertos jurídicos que no conocen el tema y obvio protegen a sus clientes, cuando la óptica es cuidar al ciudadano.

Las recomendaciones compartidas por Norma Urdapilleta, socia directora de Auren Consultores es incorporar a sus procesos de negocio las normativas como ISO 27000 o COBIT, porque además de cumplir con la regulación de datos, la organización incrementará su productividad.

La experta también indicó que hasta el momento no se conocen sanciones por parte del Instituto Federal de Acceso a la Información (IFAI) lo cual resta credibilidad, aunque hay que poner las cosas en perspectiva y  apenas comienza al realizar verificaciones,  seguro que  como en otros países el asunto escalará  hasta solicitar auditorias de procesos internos.

Cabe señalar que LFPDP exige a los poseedores de datos personales garantizar la seguridad de los mismos, en caso de robo que es una posibilidad real, la empresa deberá comunicar a los usuarios la situación y qué está haciendo al respecto.

Como tendencia es sabido que las entidades financieras obligan a sus proveedores a cumplir con la LFPDP, porque genera seguridad, confianza y negocio.

Fernando Heredia

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”rTSVVhUULyA”]

Deja un comentario