Inicia un plan de cero errores en tu empresa

Por definición Control de calidad es un proceso seguido por una empresa de negocios para asegurarse de que sus productos o servicios cumplen con los requisitos mínimos de calidad, establecidos por la propia empresa. Éste concepto fue utilizado por primera vez en los años 1980 y continua hasta nuestros días.

Para desarrollar este proceso toda empresa debe organizar un plan de control de calidad, en el que se organizarán las operaciones, procesos y técnicas necesarias para cumplir los requisitos de calidad previstos y se tiene que revisar con la periodicidad necesaria.

El control de calidad involucra a todos los departamentos de la empresa: administración, marketing, diseño, fabricación y venta. Y para dar resultado es necesario el compromiso de todos los integrantes e implicarse en su cumplimiento.

Los medios que se utilizan para cumplir con el programa de control de calidad son: formación, documentación, revisión del diseño y los controles. Algunas veces este control viene definido por la ley; por ejemplo la legislación que regula las emisiones contaminantes de los coches.

Para ser más específicos podemos rescatar los pasos que Philip Crosby, quien inició el programa “Cero Errores” y autor del libro “La calidad es gratis”, estableció para el control de calidad:

1.-Establecer el compromiso en la dirección o en la calidad

2.-Formar el equipo para la mejora de la calidad

3.-Capacitar al personal de la calidad

4.-Establecer mediciones de calidad

5.-Evaluar los costos de la calidad

6.-Crear conciencia de la calidad

7.-Tomar acciones correctivas

8.-Planificar el día cero defectos

9.-Festejar el día cero defectos

10.-Establecer metas

11.-Eliminar las causas del error

12.-Dar reconocimientos

13.-Formar consejos de calidad

14.-Repetir el proceso

Además William Edwards Deming, uno de los más grandes genios de la administración del siglo pasado, en su libro “Fuera de la Crisis” plantea que el propósito es mejorar constantemente los productos y servicios de la empresa, teniendo como objetivo la consecución de la competitividad permaneciendo en el mercado para proporcionar empleo por medio de la innovación, la investigación, el mejoramiento continuo y el mantenimiento adecuado.

La búsqueda por mejorar debe ser continua, no momentánea ni estática, se deben mejorar los procesos productivos, el servicio y la planeación, además la administración debe propender por la minimización de costos a través de la reducción de pérdidas y mermas además de productos defectuosos.

Adriana Maass

Tal vez también te interese

5 pasos para hacer un Manual de Procedimientos

Deja un comentario