Última llamada para la Facturación Electrónica

Inició diciembre  y con eso la recta final de la entrada inminente de la factura electrónica en enero de 2013, eso ya estaba previsto; pero ¿cuáles son los pasos de este proceso? Aquí un resumen para que sea mucho más fácil.

La Factura Electrónica, es la comprobación fiscal que se realiza a través de medios electrónicos, utilizando un certificado de sello digital que el contribuyente tramita con su FIEL y se caracteriza por contar con una cadena original. Además, el comprobante fiscal se expide como un archivo xml y admite también la expedición de una representación impresa de dicho archivo, en formato pdf.

Los requisitos para iniciar la emisión de Comprobantes Fiscales Digitales, son:

Contar con la Firma Electrónica Avanzada (Fiel), solicitar ante el SAT por lo menos un Certificado de Sello Digital (CSD) y al menos un rango de Folios Electrónicos. Llevar la contabilidad de su negocio en forma electrónica y simultánea. Presentar aviso de inicio de operaciones en la modalidad de Facturación Electrónica.

Actualmente se encuentran en operación dos esquemas diferentes de Facturación Electrónica

  • CFDI, Comprobantes Fiscales Digitales a través de Internet.
  • CFD, Comprobantes Fiscales Digitales.

El esquema CFD queda vigente únicamente para aquellos contribuyentes que optaron por dicha opción antes del 31 de diciembre de 2010. Actualmente los contribuyentes que inician su emisión de Factura Electrónica, deben utilizar el esquema de CFDI.

 

Las diferencias que hay entre estos dos esquemas son mínimas ya que ambas se expiden en archivos XML, admiten expedición en PDF, contienen una cadena original pueden contener adendas, complementos.  

Lo que las hace diferentes es que en el sistema de CFD se requiere de un reporte mensual y que no contiene un código de barras bidimensional ni requiere de una certificación o timbrado.

A partir de Enero de 2011, la Factura Electrónica en su esquema de CFDI es obligatoria para todos los contribuyentes. Sin embargo, si sus ingresos son iguales o menores a 4 millones de pesos al año, puede optar por emitir comprobantes fiscales impresos con código de barras.

Aquellos contribuyentes que durante el ejercicio fiscal de 2010 y anteriores hayan optado por expedir CFD y los hayan emitido efectivamente antes del 31 de diciembre de 2010, podrán expedir simultáneamente CFDs y CFDIs, siempre que para ello cumplan con los requisitos que para cada tipo de comprobantes establezcan las disposiciones fiscales.

La Factura Electrónica garantiza que cada comprobante expedido sea único, infalsificable e inalterable. A través de elementos como la cadena original, el sello digital, la certificación y/o el timbrado, la Factura Electrónica permite detectar cualquier alteración que se realice sobre un comprobante e impide falsificar los mismos.

Adriana Maass  con información del SAT

Deja un comentario