Equilibrio congruente

balance empresarialEstimado amigo Pymempresario, en vista de que se acerca el fin de año, como emprendedor debes tener en cuenta tres momentos esenciales de tu organización:

– PASADO. Es momento de dar un vistazo hacia atrás que nos permita analizar todo lo que ocurrió en este año, una especie de balance entre las cosas buenas y las malas, no como una crítica destructiva o sentirte apenado, sino para poder evaluar los resultados.

– PRESENTE. Debo analizar la situación real en la que me encuentro, como se encuentra mi empresa, y evaluar a través de un FODA, todo aquello que me permita generar un mejor plan de negocios.

– FUTURO. Es momento de que tomes tus colores, crayolas o plumones y tomes un momento para establecer mediante un dibujo, cómo y dónde te gustaría estar en los siguientes años, tu pones el plazo, pero debes ser lo más realista posible.

Cuando tú analizas a tu empresa, mi estimado emprendedor, estamos sentando las bases del equilibrio congruente, cosa que nos servirá para poder hacer nuestras proyecciones económicas y financieras, como son:

1) Detecta tus gastos operativos. Debes estar muy consciente de todos aquellos gastos que la empresa tiene, con ventas o sin ventas, aquello que siempre vas a pagar, no importa la época del año o si mis productos o servicios se convirtieron en un asunto de moda, luz, agua, teléfono, impuestos, gasolina, etc, etc, etc.

2) Planea tus ingresos. Aunque es difícil establecer el total de los ingresos que obtenemos, existen grandes herramientas que nos ayudan a obtener algún promedio como el estado de resultados o el balance general que nos elaboran nuestros contadores, aprende a interpretarlos, ellos son una guía clara para tus nuevos proyectos.

“Mientras más organización tengamos en nuestra empresa, mayor serán los beneficios fiscales”

3) Organiza tus gastos. Muchas veces, tenemos dinero y gastamos, es preciso que antes de comprometer una cantidad de dinero hayamos analizado si es necesario e indispensable realizar el gasto, ya que el ciclo de la empresa, siempre tendrá sus épocas buenas y sus no tan buenas y debemos estar preparados para ello.

4) Establece prioridades. Cada empresa tiene sus cosas importantes, sus pendientes y lo no importante, aprendamos que siempre será se suma importancia atender en el mismo orden.

5) Programa un calendario. El éxito de los pymempresarios, radica principalmente en ese nivel de organización con que se cuenta, que se establezcan las fechas de inicio o de fin de las cosas, cuando se pagará y cuando se recibirá dinero, para estar en condiciones de hacer frente a todas nuestras necesidades financieras.

6) Evalúa si necesitas ayuda. Realizar este proceso nos permitirá si será necesario recurrir a fuentes de financiamiento externo y sobre todo, establecer las formas de pago.

7) Visita tu buró de crédito. Es importante que realices una visita a tu buró de crédito, en muchas ocasiones puedes encontrar información que tu desconoces y que es necesario corregir, como un adeudo pendiente o información no actualizada, que ensucia tu historial.

8) Ponte metas. Siempre será necesario alcanzar nuestras metas, con todo este trabajo lograrás marcar un rumbo en tu empresa y todos podrán enfocar sus esfuerzos para lograrla.

¿Qué relación tiene esto con lo fiscal?

Mientras más organización tengamos en nuestra empresa, mayor serán los beneficios fiscales que podemos obtener, planear tus finanzas impactará en el pago de impuestos, saber cuál es tu promedio de nómina, te permitirá equilibrar tu postura frente a IMSS e INFONAVIT, concretamente si programo mis gastos disminuirá mi pago de ISR sabiendo en que se gasta, y podré hacer frente al IVA si equilibro mis ingresos con mis consumos.

La respuesta del equilibrio congruente se encuentra cuando podemos poner un orden y un control en lo fiscal, lo contable y lo operativo.

Máster en Fiscal Juan Miguel Chávez Salcedo

Consultor Independiente

jmchavezsalcedo@gmail.com

También podría interesarte

Controla los gastos de tu empresa

Deja un comentario