Las PyMEs vivirán un “Big Brother” fiscal

para nota bigbrother

Para cualquier PyME el tema de las finanzas es muy delicado porque podría significar la permanencia o su extinción; es un aspecto al que hay que dar prioridad y actualmente la tecnología es un gran aliado para los procesos de fiscalización por parte de la autoridad mexicana, quien en los últimos años ha realizado inversiones  precisas, y sirve de ejemplo a otros países.

“Asesorarse con un contador calificado y actualizado, el cual estructure una estrategia fiscal, que los ayude a deducir en el costo de las ventas y que tenga conocimiento del manejo de las micro finanzas de la empresa”

Gracias a los avances tecnológicos y a un software especializado como lo es el “Big Data”, todo el tiempo se está vigilando la trayectoria de los contribuyentes. Sí se detecta cualquier pico alto o bajo, de manera inmediata dependiendo de la situación se lanza una invitación, un requerimiento o una auditoría, así lo señala Rubén Herrero Presidente de Impuestum Contadores.

De acuerdo a lo anterior, según Herrero se trata de una especie de “Big Brother fiscal” porque para el SAT (Servicio de Administración Tributaria), no hay nada oculto, todos los movimientos financieros están monitoreados, todos, es decir: a quién le facturas, a quién le pagas, compras, ventas, si realizas o no las declaraciones informativas mensuales, etc.

Para evitarse problemas serios, el directivo de  Impuestum Contadores recomienda:

  • Asesorarse con un contador calificado y actualizado, el cual estructure una estrategia fiscal, que los ayude a deducir en el costo de las ventas y que tenga conocimiento del manejo de las micro finanzas de la empresa.
  • Mantenerse atento, personalmente, en la tendencia fiscal, es decir: revisar en la página del SAT (Servicio de Administración Tributaria) la opinión de cumplimiento, las declaraciones, facturación electrónica, declaraciones anuales, etc. Constatar que el contador esté realizando su trabajo.

Ya no es válido qué por miedo a los avances tecnológicos, como lo es la contabilidad electrónica o el buzón tributario, se deje de cumplir con las obligaciones fiscales sin mencionar las consecuencias de no hacerlo o hacerlo mal. Es importante buscar la guía de profesionales y dejar de hacer las cosas de manera empírica.

Ivonne Álvarez/Fernando Heredia

Recuerda dejarnos un comentario

También puedes interesarte:

SAT ubica a un millón de evasores 

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario