Cinco tips que ayudan a establecer una meta inteligente

Los pasos que uno puede seguir para incrementar las posibilidades de éxito así como las diversas maneras de establecer metas deben tener cinco elementos clave para que sean alcanzables, los cuales conforman lo que se conoce como el marco de “Meta Inteligente”, la cual debe ser específica, medible, alcanzable, relevante y basada en tiempos.

A continuación, se indica la manera de cómo establecer una “Meta Inteligente”:

  1. Intentar que el objetivo sea lo más claro y detallado posible

En lugar de decir, “quiero ser el mejor hablando en público”, puedes decir, “quiero dar una presentación exitosa de 10 a 15 minutos a una audiencia de 50 o más personas”.

  1. Aprovechar todo el conocimiento adquirido

Es decir, si uno desea cambiar de  un trabajo en ventas a un trabajo en marketing, puede desarrollar una lista con las habilidades y las experiencias adquiridas y que se apeguen más a lo que se busca; de esta manera se puede ampliar el panorama de oportunidades.

  1. Comprobar si los objetivos son alcanzables

Establecer metas que se puedan lograr dentro de un plazo razonable de tiempo. Eso ayudará mantener a uno motivado y enfocado. Trabajar para comprender el alcance completo del objetivo con anticipación y así asegurar de que es posible lograrlo.

  1. Asegurarse de que el objetivo sea relevante

Cada objetivo que uno establezca debe ser importante y significativo, con el fin de acercarse cada vez más a donde uno quiere estar. Para asegurar de que está estableciendo objetivos relevantes, uno puede preguntarse lo siguiente:

  • ¿Cómo uno se verá beneficiado si logra alcanzar este objetivo?
  • ¿Lograr este objetivo contribuye a los objetivos más grandes a largo plazo?
  • ¿Por qué es importante para alcanzar este objetivo?
  1. Establecer una fecha de principio y fin

Crear un calendario para lograr los objetivos ayudará a mantenerte motivado. Antes de establecer una fecha límite, asegurarse de investigar todos los posibles obstáculos que uno pueda encontrarse en el camino.

Por ejemplo, si el objetivo es ser promovido dentro de la empresa, se puede dar seis meses. Si no se ha logrado en ese tiempo, se puede reconsiderar si la meta es alcanzable y realista.

Tener presente la importancia de diseñar el propio plan de desarrollo de carrera profesional y revisarlo con frecuencia, ya sea para que uno cuenta de que uno está en el momento perfecto para ir un paso más hacia adelante o para redefinir algún objetivo que ha ido cambiando sobre la marcha.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS ¿Cómo establecer metas para avanzar en tu carrera profesional?

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario