La vulnerabilidad más grande no es el malware, es la naturaleza humana 

   Independientemente de cómo se originen los ataques cibernéticos, a las empresas aún les cuesta comprender que deben volcar la atención al punto en donde se cruzan las personas y los datos.    Y es que dichos puntos de intersección pueden escapar incluso de los sistemas y estrategias mejor diseñados con un solo acto malicioso intencional

Read More…