Mérida pone en marcha programa en apoyo a panaderos locales

Con el fin de rescatar a las panaderías tradicionales, que hoy en día se encuentran amenazadas por las grandes empresas y vendedores informales, el gobierno de Mérida puso en marcha el Programa de Desarrollo Acelerado de la Industria de la Panificación, que a través de financiamiento, asesoría y capacitación, busca aumentar la competitividad del sector y conformar un gremio sólido.

Además de contar con el apoyo del Ayuntamiento municipal, la estrategia será impulsada por la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares (Canaimpa), así como del Instituto Tecnológico de Mérida y Comercializadora Mayorista del Golfo (CMG) – Harinas del Sureste.

Al respecto, la alcaldesa de Mérida, Angélica Araujo Lara dijo que “la Canaimpa aporta (a la iniciativa) un liderazgo responsable y cercano, orientado hacia alcanzar mayores niveles de desarrollo, mientras que el Ayuntamiento respaldará al sector con microcréditos mediante tasas de interés atractivas y facilidades para la regularización de sus negocios”.

Asimismo, durante la presentación del Programa Araujo Lara informó que el programa será operado por la recién creada Unidad Municipal de Innovación y Gestión Empresarial, para brindar solidez a la industria panificadora que actualmente se encuentra en situación vulnerable debido a la competencia de grandes consorcios y de vendedores informales.

En el evento, Zanoni Amezcua Espadas,  jefe de Marcas de CMG-Harinas del Sureste, celebró la puesta en marcha del proyecto, ya que favorece el rescate de las panaderías tradicionales, que dan sustento a más de seis mil familias en la entidad.

De igual modo, subrayó que la principal meta es disminuir el costo de operación de las MiPyMEs panificadores en un 20% e incrementar la venta directa en un 25%, para generar las bases de un gremio fuerte y unido que favorezca la apertura de negocios totalmente regularizados.

“El objetivo del primer año es registrar 500 panaderías ante Canaimpa, y por ende, mediante la marca Panadería Tradicional Yucateca, se ofrezcan productos de calidad certificada y se rescaten panes recién horneados como en antaño, tales como el polvorón, la pata, hojaldra, zaramullo, tuti y orejitas”, puntualizó.

Al tomar la palabra, Diana Castañeda Medina, directora de la Unidad Municipal de Innovación de Gestión Empresarial, dijo que para garantizar el éxito de la iniciativa,  el Instituto Tecnológico de Mérida aportará capital humano profesional para asesorar y capacitar a los empresarios en el giro.

“Parte de la participación del Ayuntamiento de Mérida es realizar gestiones que inviten al gremio de la industria panificadora a regular su situación en caso de que haga falta”, puntualizó.

Finalmente, la presidenta de la Canaimpa, Leticia Pech Gamboa, destacó la importancia del Programa en estos tiempos, cuando la venta de panes tradicionales se ha visto afectada por comerciantes informales y el aumento en el precio de insumos básicos.

De acuerdo con Harinas del Sureste, Yucatán alberga unas mil 243 MiPyMEs dedicadas a los rubros de la panificación, pastelería o repostería. La compañía estima que sólo tres de cada cinco panaderías funcionan al amparo de la ley.

Por su parte, la Canaimpa advierte que de las panaderías establecidas en la entidad, 350 han obtenido su registro en la Cámara y sólo el 10% de ellas cuenta con los niveles adecuados de higiene.
 
Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”isZtWXa0ZFs”]

Deja un comentario