La experimentación como camino a la innovación 

1princ

En un reporte sobre innovación del New York Times (New York Times Innovation Report, 2014), al que hizo referencia Jonathan Bean en un artículo del mismo año, se habla de la importancia de promover una cultura de experimentación dentro de las organizaciones, que propicie y facilite la implementación de los esfuerzos de innovación.

“En muchas organizaciones el enfoque principal se da más en los riesgos que en las posibles recompensas, inhibiendo así los esfuerzos de innovación”

Bean plantea que a pesar de que en la mayoría de las organizaciones se habla de la importancia de la innovación, en realidad muchas tienen una cultura organizacional que no permite ni promueve la idea de la experimentación y sus fallas asociadas como una práctica establecida. De ahí la necesidad de contar con un marco de referencia para la experimentación en las organizaciones. En este sentido, el reporte sobre innovación del NYT aporta dicho marco, mediante siete pasos básicos que se describen a continuación.

  1. Implementar los esfuerzos rápidamente y después realizar los ajustes necesarios. En vez de esperar a que las condiciones y los planes sean perfectos, es preferible crear prototipos o productos preliminares (minimum viable products) que puedan introducirse rápidamente para obtener retroalimentación inmediata de los usuarios y que se pueden mejorar constantemente.
  2. Establecer objetivos y medir el progreso. Cada proyecto debe tener metas específicas y formas concretas de medir los avances en tiempo real.
  3. Recompensar la experimentación. En muchas organizaciones el riesgo de fallar supera ampliamente a la recompensa de tener éxito. Esto se debe cambiar y para lograrlo deben celebrarse y recompensarse los proyectos que contribuyen a la innovación en una empresa o unidad de negocio, aunque no todos funcionen como se espera.
  4. Comunicar y compartir las mejores prácticas. Las organizaciones deben hacer un mejor trabajo para comunicar y compartir lo que saben sobre sus mejores prácticas. Se debe introducir una cultura de aprendizaje continuo para asegurar que la organización entera pueda aprender de los proyectos exitosos y particularmente de aquellos que han fallado.
  5. Desechar los proyectos débiles. Es esencial que los recursos disponibles se destinen a los proyectos que más valor puedan generar, y descartar aquellos que no estén dando los resultados esperados.
  6. Planear los siguientes pasos. Gran parte de los planes de recursos para nuevos experimentos se detienen después del lanzamiento, olvidando que eso es tan solo el principio. Es indispensable mantener el esfuerzo, incorporando la retroalimentación de los usuarios y haciendo los ajustes necesarios.
  7. Facilitar el lanzamiento y la experimentación. Esto se refiere fundamentalmente a la cultura organizacional. En muchas organizaciones el enfoque principal se da más en los riesgos que en las posibles recompensas, inhibiendo así los esfuerzos de innovación. Uno de los factores clave para liberar el poder de la innovación en una organización es alentar la experimentación con todo tipo de pequeños proyectos. Muchas veces una página que describa el modelo de negocio propuesto suele ser suficiente para probar una idea, y avanzar rápidamente hacia su desarrollo e implementación.

Mtro. Xavier Medina Robles

Mentor de la incubadora de negocios de la Universidad Anáhuac

  Recuerda dejarnos un comentario

También puede interesarte:

¿Cómo identificar nuevos modelos de negocios?

Te compartimos el siguiente vídeo:

Deja un comentario