Cuidar al medio ambiente es cuestión de cambiar a nuevos hábitos

En el marco del Día Internacional de la Tierra que se celebra este 22 de abril y a un año del inicio de la pandemia mundial de Covid-19, organizaciones internacionales hacen un llamado a la reflexión para que actuemos hacia una economía más sostenible. La ONU nos recuerda tanto para las personas como para el planeta, donde podamos promover la armonía con la naturaleza y la Tierra.

El impacto que la emergencia sanitaria tuvo sobre el ambiente es innegable, La Agencia de Energía Internacional (por sus siglas en inglés) pronosticó en 2020 una disminución récord de 7% en las emisiones de CO2 derivadas de las medidas anti Covid-19, la más grande en los últimos 100 años. Sin embargo, la NASA dice que para que esta reducción tenga un impacto positivo y medible, debe mantenerse por un periodo de tiempo largo y sostenido.

El confinamiento mostró las formas alternativas de vivir nuestro día a día, que podríamos incorporar en un mundo post-pandemia. Uno de estos caminos posibles, es definitivamente la economía circular. Carvajal Empaques ha impulsado en Colombia su compromiso ambiental e integración del modelo de sostenibilidad con la campaña “Cámbiale el rumbo al plástico” y en México desde el 2019, donde tiene proyectos como la construcción de la primera aula hecha con material reciclado en Xicotepec Puebla.

El sistema actual de usar y desechar es un pensamiento lineal pre-pandemia que urge dejar atrás, y retomar un modelo circular donde la base sea el reciclaje, para reducir la producción de residuos e integrarlos nuevamente en la cadena de producción, sin castigar los precios y al mismo tiempo protegiendo los recursos naturales.

Para celebrar este día, la Secretaría de Medio Ambiente recomienda:

  1. Usar y recomendar a las personas cercanas cambiar las lámparas incandescentes a lámparas de bajo consumo.
  2. Aconsejar a todos que por un día desconecten aparatos electrónicos y consuman menos electricidad.
  3. Enseñar a los niños a apreciar y a cuidar a la naturaleza. Y sobre la importancia de la biodiversidad.
  4. Reflexionar en familia sobre el impacto de las acciones humanas en la salud del planeta.
  5. Cambiar hábitos en nuestra alimentación, y de este modo dejar de comer carne y otros derivados, así como alimentos procesados y probar la comida vegetariana.

La reflexión de hoy; en un mundo donde todo lo que desechemos pueda volver a usarse, ya sea en la forma original o convertido en otro producto para llegar a cero emisiones netas, a un equilibrio entre las emisiones producidas y las eliminadas a la atmósfera.

Redacción

Recuerda dejarnos un comentario

RECOMENDAMOS Negociar para lograr un mejor proyecto de vida por Arturo Elías Ayud

Te compartimos el siguiente vídeo

Deja un comentario