Empresas mexicanas mejorarán su competitividad en el 2012

En el reporte entregado sobre las perspectivas de la alta dirección en México 2012 según KPMG, las cinco estrategias principales en que las organizaciones dirigirán sus esfuerzos para mejorar su competitividad en los próximos años son: reducir costos y maximizar capacidades (83% en 2012 vs. 81% en 2011); incrementar la satisfacción de los clientes (78% en 2012 vs. 74% en 2011); mejorar los procesos y el desempeño (72% en 2012 vs. 75% en 2011); innovar y desarrollar nuevos productos (57% en 2012 vs. 53% en 2011) y expandir a nuevos mercados (52% en 2012 vs. 49% en 2011)*.

Los tres factores principales que la Alta Dirección considera que contribuirán a que su organización genere mayores utilidades en los próximos tres años son: mayor demanda (62% en 2012 vs. 81% en 2011); mejora en la capacidad de innovación (58% en 2012 vs. 65% en 2011) y mejor uso de los activos (55% en 2012 vs. 52% en 2011)*.

Costos

El 72% de los directivos admite tener una estrategia formal de reducción de costos. Además, 77% de ellos logró la reducción de costos esperada; 46% logró reducir los costos de 1 a 5% y sólo 5% logró reducirlos a más del 20%.

A la pregunta ¿cómo clasificaría los principales obstáculos a los que se enfrenta su organización en materia de optimización de estructura de costos –excluyendo tasas de interés o aumentos en insumo y energía-?, los clasifican como muy importantes en el siguiente orden de relevancia: procesos inadecuados que inhiben la reducción de costos; falta de incentivos para motivar el ahorro en costos; falta de transparencia en la organización y dificultad al medir los ahorros de costos.

En consecuencia, el empresariado mexicano considera las siguientes estrategias para optimizar su estructura de costos como muy importante, en el siguiente orden: optimización de los procesos de negocio; reducción de los costos en la cadena de suministros; mejor planeación fiscal; reducción de costos de distribución; servicios compartidos; outsourcing,  y finalmente reducción de personal.

Los directivos consideran que las Tecnologías de la Información (TI) ayudan a las organizaciones a reducir costos en gran medida a través de brindar información más transparente sobre los costos del negocio, en segundo lugar, mejorando la eficiencia en costos a través de la automatización de procesos manuales, y tercero brindando soporte a través de canales de distribución de bajo costo.

“Aunque la mayoría de los directivos comentó que tiene una estrategia de reducción de costos en su empresa, no logró reducirlos más allá de un 10%. Para lograr una reducción de costos significativa es necesario realizar un plan formal basado en dos elementos fundamentales: uno, los procesos y dos, en un plan integral que genere beneficios en el corto, mediano y largo plazo, es decir, un programa de optimización”, puntualizó Cabrera.

Administración de Riesgos

La encuesta revela que una buena proporción de empresas líderes en México (57%) cuenta con un plan integral para la Administración de Riesgos en su organización. En los siguientes tres años, el directivo espera que sus niveles de inversión y recursos en relación a riesgos y controles en su organización incrementen de la siguiente forma: 26% significativamente y 52% ligeramente. Por otro lado, 21% espera que permanezca sin cambio, 1% disminuyan ligeramente y 1% disminuyan significativamente.

Para los empresarios, los principales objetivos de la administración de riesgos son: aumentar la rentabilidad de las unidades de negocio (62% en 2012 vs. 14% en 2011); evitar pérdidas (61% en 2012 vs. 26% en 2011) y dar seguridad a los empleados y clientes (59% en 2012 vs. 2% en 2011)*.

Víctor Esquivel, Socio Líder Nacional de la Práctica de Asesoría de KPMG en México, indicó: “Como resultado de la crisis financiera y la volatilidad de los mercados, las empresas reconocen cada vez más la importancia de implementar programas holísticos de Administración de Riesgos. Sin embargo, existe una oportunidad para ser más efectivos en anticipar riesgos emergentes que afectan a las entidades e involucrar a la Administración de Riesgos en los procesos de toma de decisión estratégica. La función de riesgos debe evolucionar de ser preventiva en cuanto al control y monitoreo a ser más un facilitador en el logro de objetivos estratégicos”.

Planes estratégicos o acciones inmediatas

Outsourcing

El 68% de la Alta Dirección en México ha contratado en los últimos tres años funciones bajo el esquema de outsourcing esperando tener los siguientes beneficios: reducción y eficiencia en costos (68% en 2012 vs. 98% en 2011); eficiencia administrativa (51% en 2012 vs. 1% en 2011); mayor capacidad de respuesta (33% en 2012 vs. 12% en 2011)*.

El 36% de los encuestados comentó que en los próximos tres años su organización subcontratará más servicios de outsourcing; 53% mantendrá el nivel actual; 9% disminuirá el nivel de subcontratación y 2% no requerirá de estos servicios. Los rubros que se tienen contemplados para estas actividades son: TI (44%), personal (37%), procesos fiscales (26%), seguridad de TI (24%), procesos de negocio (19%), administración y control de proyectos (18%) y auditoría interna (14%)*.

Redacción

Deja un comentario