Derechos laborales de la mujer embarazada

Ser madre debe ser una bendición para las mujeres, y poder disfrutar de sus pequeños va más allá de un tema ético, las empresas deben respetar y garantizar sus derechos por ley.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indica cuáles son los lineamientos que las organizaciones deben seguir cuando entre su personal se encuentra una mujer embarazada misma que tiene una serie de derechos enfocados a la protección de ella y de su bebé.

Deben ser tratadas con respeto y no ser objeto de abusos.

No se le puede obligar a realizar trabajos pesados que pongan en peligro su salud y la de su hijo.

No deben estar presentes cuando se realicen fumigaciones 0 cuando apliquen agroquímicos, de acuerdo a la empresa debe haber concesiones especiales para que químicos dañinos estén en contacto con la futura madre.

Tienen derecho a descansar seis semanas antes y seis después de que nazca el bebé; en este período recibirá el pago completo del salario y conservará su empleo.

– Durante el tiempo en que amamante al recién nacido, tienes derecho a descansar media hora, dos veces al día.

Sus derechos laborales no pueden estar condicionados por la renuncia a la maternidad; es decir no se les puede negar un trabajo o despedirlas porque están embarazadas.

Recibir las prestaciones que otorguen a las madres las normas específicas y los contratos colectivos de trabajo.

“Estos derechos están reconocidos por las leyes mexicanas y por los tratados internacionales que México ha ratificado y que deben cumplirse. Por lo tanto, es obligación de las autoridades de nuestro país protegerlos”, indica la CNDH organismo que apoya a las madres en caso de que no se respeten sus derechos.

Ariadna Cruz

También podría interesarte

Apoyo para madres profesionistas

 

Deja un comentario