Uno de los principales retos que deben enfrentar las micro empresas en México es incrementar su transcendencia en el tiempo, ya que según lo indican varios estudios, hasta el 80% de ellas fracasan en un plazo no mayor a dos años, por falta de planeación.

Toda compañía se desarrolla en un entorno cambiante. Desastres naturales, reformas a las leyes tributarias, avances tecnológicos; estos y otros muchos sucesos que en apariencia no tienen relación, pueden afectar a una compañía en formas inimaginables, por lo que es necesario diseñar e implementar estrategias que sirvan para lidiar con sus efectos de la mejor forma o incluso, sacarles provecho.

¿Cómo hacerlo? Con base en la planeación, que implica establecer objetivos y tareas a realizar durante cierto tiempo en una organización, para cubrir sus necesidades y aspiraciones,  aprovechando eficientemente los recursos que posee.

La planeación es un elemento fundamental en el área administrativa de una empresa ya que, entre otras cosas, permite:

• Fijar objetivos, estrategias, metas y políticas (filosofía de la organización).

• Ampliar el foco de atención hacia los cambios del entorno.

• Desarrollar acciones con flexibilidad.

Con base en ello, la ingeniera en administración de empresas, Mireya Ladacay Torres clasifica a la planeación en diferentes tipos, niveles y periodos de efectividad:

ESTRATÉGICA (PE)                          

• Da el marco filosófico para la acción  que está en la mentalidad de la organización y empleados.

• No sólo se orienta a decisiones futuras, se relaciona con la toma de decisiones de hoy que afectan el futuro de la empresa.

Esta es una planeación institucional y a largo plazo.
 
La PE tiene 4 fases:

• Definición de objetivos (base Filosófica).

• Diagnóstico interno de la organización (fortalezas y debilidades).

• Diagnóstico externo (oportunidades y  amenazas).

• Formulación de estrategias (métodos y medios).

TÁCTICA (PT)                                      

• Aplicable a campos específicos de la empresa.

• Beneficia el desarrollo de planes estratégicos.

• Enfatiza actividades desarrolladas por las diferentes unidades y áreas de la organización.

Ésta es de nivel intermedio y a mediano plazo.

La PT considera el desarrollo de planes de:

• Producción

• Ventas

• Marketing

• Finanzas

• Recursos humanos

OPERATIVA (PO)                              

• Cubre tareas individuales.

• Señala qué hacer y cómo lograrlo.

• Respalda las acciones cotidianas.

Nivel operacional y a corto plazo.

La PO es fundamental para elaborar:

• Presupuestos

• Programas

• Procedimientos

• Reglamentos

Esta clasificación permite analizar claramente la importancia de la planeación en los diferentes niveles y áreas de una organización, sin embargo, es importante aclarar que por sí misma no constituye la solución a todos los problemas que debe enfrentar una empresa.

La planeación es una herramienta que puede brindar múltiples beneficios si se utiliza en el momento y en la forma requerida, por ejemplo, puede ser el medio ideal para que una compañía logre diferenciarse positivamente de sus competidores, utilizando sus ventajas relativas para satisfacer mejor a sus clientes; pero las empresas también deben evitar convertirse en prisioneras de la planeación, ya que aún las mejores estrategias se vuelven obsoletas en el corto o largo plazo.

Karina Hernández Barrera

Información relacionada

[tubepress views="false" title="false" length="false" video="Jy1VRoKKtM4"]

Si te gustó el artículo, por favor considera dejar un comentario o compártelo a alguien que le pueda interesar.