El sector automotor mexicano espera una mejor regulación en la importación de vehículos usados

A través de un nuevo decreto y reglas de carácter general en materia de comercio exterior, el gobierno federal actualizó las disposiciones para regular la importación de vehículos usados. El decreto anterior venció el 30 de junio por lo que era necesario establecer nuevas disposiciones aplicables a estas importaciones.

Con el nuevo ordenamiento, se podrán importar de manera definitiva al interior del país vehículos usados ensamblados en Norteamérica, de 8 y 9 años de antigüedad pagando un arancel del 10 por ciento más el IVA, siempre y cuando cuenten con las condiciones que les permita circular en su país de origen. 

El decreto en vigor desde el día de hoy, anulará el impacto negativo de los amparos tramitados por unos cuantos importadores que permitieron la introducción masiva de vehículos sin el pago de impuestos contemplados en el decreto que venció el día de ayer.

Las diferentes organizaciones del sector automotor manifestaron su preocupación por el daño tan importante que la importación de más de 6 millones de vehículos usados ha traído al mercado de vehículos nuevos, además de los efectos nocivos en el medio ambiente, la seguridad de los usuarios, la importación de gasolina y el riesgo que representan estas importaciones al consumidor mexicano.

La apertura iniciada en 2005 se realizó sin contar con verificación de emisiones contaminantes y condiciones físico mecánicas, lo que ha propiciado la introducción de vehículos que en Estados Unidos tienen prohibido circular y que allá se venden a precio de chatarra, por lo que generan una competencia desleal al mercado de vehículos nuevos y usados del país.

Con la actualización del decreto y la publicación de reglas relativas a la importación de vehículos usados, las diferentes asociaciones que integran el sector automotor expresaron su confianza en que se cumpla el compromiso externado por el gobierno federal de aplicar en México medidas que mejoren la calidad del parque vehicular, en particular en el cumplimiento de normas ambientales y de condiciones físico mecánicas y de seguridad, así como la operación del Registro Público Vehicular, indispensable para otorgar seguridad jurídica y disminuir la criminalidad.

Asimismo, se pronunciaron por mejorar las prácticas de control aduanero y los esquemas de cooperación con los gobiernos de Estados Unidos y Canadá, con el objeto de permitir un flujo ordenado de importaciones y el fortalecimiento del mercado interno.

El mercado interno en México, deteriorado estructuralmente por las importaciones de  vehículos usados de los últimos años, tiene un enorme potencial. La aplicación de una normatividad al parque vehicular de vehículos en circulación y el ordenamiento a la entrada de autos usados permitirá en los próximos años tener un mercado interno más fuerte que permita atraer inversiones y empleos adicionales para nuestro país.

Redacción

Información relacionada

[tubepress views=”false” title=”false” length=”false” video=”bz5-WCVPIko”]

Deja un comentario